Comentario diacrónico de entrevista a Gloria Álvarez, donde nos explica cómo son "los progres".

Vídeo bastante esclarecedor de por qué gusta tanto esta señora en medios "liberales" patrios: sectarismo de patio de colegio, pandillerismo intelectual, todo son blancos blanquísimos y negros negrísimos. "Ellos" (violencia, sinrazón, odio), "nosotros" (bondad, ética, razón). Maniqueísmo simplificador y ramplón justamente muy del gusto de mentes dogmáticas, profundamente antidialogantes, esquematizadoras, monologantes. Cosas poco liberales, pero al parecen bien apreciadas por le liberalismo de nuestro país.
Eso sí, a esta señora le auguro mucho éxito: es joven, guapa, con desparpajo, rabiosamente panfletaria, mucho más adjetivante que sustanciosa... Lo va a petar en el mundillo de Twitter, Youtube... De hecho, ya lo está haciendo.
Es muy ridículo todo, y muy zafio, con un punto de infantilidad.
Aquí van unos comentarios diacrónicos, según voy viendo el vídeo.
Para empezar, es muy gracioso el hecho de que insista en el adhominem más garrulo y generalizador como argumento justamente contra los adhominem de "ellos" (son los malos, no se me despisten). Dentro del "ellos" cabe todo, y todos, siempre y cuando sea malo o sean malos. Es como si dijera "porque hay que hablar bien clarito para se entienda todito muy bien, que si se anda con matizaciones y sutilezas entonces hemos perdido la batalla..." La batalla del eslogan cachiporrero, de la propaganda; o sea, aquello en lo que se supone que son expertos "ellos" (según ella misma nos dice), esa masa arrejuntada como a granel para personificar un mal casi de Mordor.
Según avanza la entrevista nos explica más sobre "ellos" (también denominado: "el progre"). El progre es violento, irracional, visceral, es también pacifista -nos dice un subtítulo para mayor estupefacción-, es racista, es ecologista -pero equivocado, porque el mercado es el ecologista bueno-, intelectualmente deshonesto, es trol de Twitter...
En un momento de verborrea más o menos conexa nos dice que sigue el método de Sócrates. Por lo que deduzco de esta entrevista, sigue a ese Sócrates de algunos de los Diálogos de Platón, esos en los que suelta párrafo tras párrafo mientras sus interlocutores asienten en plan: "En efecto, así es", "es muy cierto", "claro, por supuesto" (en el vídeo nada más vemos a la entrevistadora asentir alegre con la cabeza). Es todo muy socrático, en efecto, o quizás sea más bien platónico, por dogmático quiero decir.
Pero atención, señores, sigue avanzando la entrevista y en un momento afirma con orgullo y abiertamente: "meto a todos los 'socialistas' en el mismo caso, y es que tengo razón en ello porque todos cumplen lo que se dice en el Manifiesto Comunista...". A estas alturas voy ya sintiendo más vergüenza ajena que otra cosa.
Sigue la jugada, ahora el tema es que cuando les contra-argumenta, a los pobres progres "se les colapsa el chip como a robotitos". El progre, nos dice literalmente, "no ha estudiado economía ni está familiarizado con los experimentos que ha habido en la humanidad".
Y pasa algún que otro minuto y continuamos aprendiendo más sobre los progres (al principio más bien denominados  como "ellos"). Bien, pues parece que "el kit básico del progre -nos dice un subtítulo entrecomillado como cita de doña Gloria- es el móvil, un hashtag, y una sentada en una plaza bien armado de cerveza".
Nos queda claro el mensaje: "ellos" son de lo peor; los progres es que son espeluznantes, y cutres. Sin embargo, "nosotros" (ni ustedes ni yo, me refiero a el "nosotros" entre los que está esta señora incluida, y todos sus amigos también, supongo) es que molan mogollón, han estudiado economía, son socráticos...

Lo dicho, esta señora lo va a petar.
Saludos, y hasta pronto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Discrepando con el "diputado políglota"

En respuesta a mi amigo Héctor, sobre posibles Index feministas (no pretendidamente prohibicionistas).